Pisto de repollo de Arisa

Esta es una de nuestras guarniciones fijas de congelador. Con hacer luego cualquier cosa vuelta y vuelta, tienes la cena lista 🙂

 

pisto de repollo

 

Ingredientes para muchas raciones

 

– Medio repollo (col), unos 600 gr., cortado en juliana o pasado por la picadora. Nosotros gastamos repollo liso.

– Medio pimiento rojo

– Una cebolla grande

– Un calabacín

– Dos cucharadas de sofrito de cebolla y tomate, o 100 gr de tomate frito

– 2 dientes de ajo

– 100 gr jamón serrano (opcional)

 

Picar por separado todos los ingredientes. Tener un robot con mucha capacidad, como mycook o thermomix ayuda mucho en recetas como esta.

En una cazuela grande (la mía es tipo wok, con una capacidad de unos dos litros y medio, más o menos), pochamos la cebolla, a fuego bajo para que no pida mucho aceite. Añadimos los ajos y el pimiento. Cuando la cebolla esté pochada, añadimos el calabacín, el jamón (opcional), el sofrito y el repollo. Salamos, revolvemos bien, tapamos, y dejamos cocer hasta que el repollo esté tierno, no menos de 20 minutos. Hay que ir removiendo cada diez minutos al menos.

 

 

Fideuà integral de verduras

Hace años que comemos de tuper en el trabajo, y unos cuantos también que los lunes no comemos carne ni pescado (y muchos martes también 😉 ).

Esta fideuà ya es un clásico de los lunes cuando el calor empieza a apretar. Se puede cocinar la tarde anterior, que aguanta perfectamente al día siguiente por no tener caldo.

Las verduras van variando según el momento y la estación, pero fijos son las zanahorias y los champiñones. Estos últimos son los que le dan la personalidad al plato.

 

Fideuà integral de verduras

 

Ingredientes para dos adultos y un niño

– 130 gr fideuà integral

– 250 gr de champiñones pelados y troceados

– 3 zanahorias troceadas

– puñado de guisantes, en nuestro caso frescos

– 5 espárragos

– 10 judías verdes

– una cucharada de sofrito de cebolla y tomate

– 500 ml de caldo de verduras, en nuestro caso casero

– pimentón de la vera dulce

 

Hacer el sofrito en el caso de no tenerlo en conserva. Añadir las zanahorias y darles una vueltecita. Añadir un pelín de agua (para evitar el aceite). A los tres o cuatro minutos, añadir las judías y los espárragos. A los dos o tres minutos, añadir los champiñones, remover y tapar. Salar y bajar el fuego. Los champiñones soltarán humedad, y ayudarán a que se cuezan las verduras. A los 10 minutos más o menos, añadir la pasta y remover, para que se sofría un poco. Añadir entonces el caldo, el pimentón y los guisantes, y dejar cocer hasta que la pasta esté lista, vigilando por si es necesario añadir un poco más de agua o caldo.