Beans bourguignon de Sarmale

Hoy añado esta receta al blog, copiada a Sarmale de Veganizando, a la que he tuneado las alubias, usando las que indica la receta original, que ella prefiere cambiar por azuki, y algunos pasos e ingredientes que me parecen prescindibles. Pero si alguien quiere probar con su receta, seguro que le sale de vicio.

Es un plato exquisito, con un profundo sabor a vino, ideal para los primeros fríos.

beans bourguignon

Para tres raciones generosas:

– Un bote grande de alubias rojas cocidas, en nuestro caso de El Hostal

– Una cebolla grandecita bien picada

– Cuatro zanahorias cortadas a dados

– Tomate triturado bien escurrido, el que se obtiene de escurrir un bote de 800gr, que queda aproximadamente la mitad

– 350gr de champiñones cortados en cuartos, añadiendo también los “pies” bien limpios

– 350ml de vino tinto, en mi caso del que tenía abierto, Rioja

– Una cucharada de postre de tomillo seco

– Aceite de oliva, sal y pimienta negra molida

En una cazuela se sofríe la cebolla, y cuando esté transparente, se añade la zanahoria. A los cinco minutos se añaden los champiñones, se se cuece hasta que pierden toda el agua, unos 15 minutos. A continuación se añade el tomate triturado, el tomillo y la mitad del vino, y se deja cocer a fuego suave con la cazuela tapada. Si antes de que las verduras estén blanditas nos quedamos sin líquido, añadimos un poco del agua que hemos escurrido del tomate triturado. Si nos gustan los guisos fuertes, vino 😉 Cuando las verduras estén listas, añadimos las alubias cocidas, el resto del vino, la sal y la pimienta al gusto. En diez minutos, a comer!

Alubias con tomate

Hace un siglo que no publico una nueva entrada en el blog, espero que quede alguien ahí para leer ésta, jeje

Hoy quería hacer alubias, con unas preciosas que compré este verano en el mercadillo de verduras de la Seu d’Urgell, en el Pirineo Catalán, directamente a la agricultora que las cultivó. Un verdadero lujo para la gente del sur, a donde apenas llega alguna legumbre que no sea origen USA o Canadá 😦

Las legumbres en potaje suelo cocinarlas sin carne, porque lo que más me piden unas alubias es el chorizo, y prefiero hacerlas más ligeras. Alguna vez sí las hacemos con pescado, normalmente bacalao.

Encontré esta mañana esta receta en la web de Consumer Eroski (donde, por cierto, hay infinidad de recetas interesantes, muy bien clasificadas). Es complicado encontrar recetas de potaje de legumbres vegetarianas, así que me he alegrado mucho de encontrar esta 🙂

 

alubias con tomate

 

Ingredientes para una buena olla que dé para comer varias veces. En nuestro caso, 3 raciones dobles:

– 500gr alubias blancas remojadas

– 2 zanahorias grandes peladas y enteras

– 2 puerros

– Una cebolla pequeña

– Sofrito hecho con 200gr  tomate rallado, una cebolla y dos ajos. Yo gasté del que tengo hecho de la conserva veraniega 😉

– Pimentón dulce de la Vera

 

Se cuecen las alubias con las zanahorias, los puerros y la cebolla, y agua que supere unos 4 centímetros a las alubias. Se sala y se añade el pimentón. Si son alubias conocidas se puede cocinar en olla a presión, pero en mi caso, como eran nuevas, decidí cocinarlas sin presión, y menos mal, porque en una hora estaban perfectas (normalmente son dos horas). Se saca la verdura y se tritura. Se vuelve a añadir a las alubias. Luego se añade el sofrito, se mezcla bien, y se deja cocer unos cinco minutos.

Buenísimas 🙂

 

Ensalada tibia de alubias y col con rúcula y feta

Esta receta la he copiado de Montiel, que tiene un blog estupendo 🙂  No os lo perdáis. Yo he hecho algunas variaciones, obligada por la nevera, pero en esencia es igual. Es magnífica para cenar en verano, para aquellos que necesitamos un punto de calor en el plato. Supongo que para cenar en invierno, aún mejor 😉

 

kale

 

Ingredientes para dos ensaladas

– 150 gr de alubias blancas cocidas. Las mías congeladas, ya no gasto más alubia de bote 😉

– Col lisa (repollo), como 400gr

– Una cebolleta grande o dos pequeñas

– Una guindilla

– Pimentón de La Vera al gusto

– Rúcula, prefiero las espinacas, pero la nevera manda

– 20 gr de queso feta desmigado

 

En una sartén pochamos la cebolleta y la guindilla. Luego añadimos las alubias y el repollo. Tapamos y dejamos que se cueza, espolvoreando el pimentón. Cuando esté bien salteado (que se pegue un poco, jeje), emplatar

kale0

 

Y añadir encima la rúcula y el feta picado.