Broquiflor asada

Hoy una receta tonta, de tan simple. Pero muy rica. Y muy propia de estas fechas en las que tratamos de volver a la rutina 😉

Teníamos en la nevera una broquiflor, que es una coliflor verde, de un verde fluorescente que más daba la impresión de ser radiactiva que de algo bueno, pero me cuesta resistirme a las novedades verduriles, jajaja. Luego me han contado que en otros lugares estas coliflores verdes son muy habituales. El caso es que estaba convencida de que su sabor sería igual al de la blanca, pero no. Se parece mucho más al romanesco. Que es mi crucífera favorita 🙂

Ingredientes para dos personas:

– Una coliflor grande

– Medio vaso de agua

– Sal

– Chorrito de aceite

 

Separamos los arbolitos y dividimos los más grandes. Cuanto más pequeños sean los trozos, menos tiempo de horno y más crujientes. Los colocamos sobre una fuente de horno, añadimos medio vaso de agua, salamos, y metemos al horno precalentado a 200º

coliflor para asar

A los 15 minutos sacamos la fuente, removemos los arbolitos y los agrupamos. Habrán menguado una tercera parte más o menos. Rociamos con un hilito de aceite y sal. Volvemos a meter al horno hasta que la coliflor esté tierna y dorada, otros 15 ó 20 minutos más.

coliflor asada

Riquísima!  Se puede tomar sola perfectamente, aunque los amigos de las salsas tienen un montón de posibilidades. La próxima vez que las hagamos abriré un bote de salsa romesco que debe irle de maravilla 🙂

Anuncios