Crema de tomate

Hace un siglo que saqué esta crema de un recetario de Thermomix, pero olvidé la web, así que pido disculpas de antemano por no citarla.

Me encantan las cremas de verduras, y esta es de lejos la que más me gusta. Tiene un sabor potente, nada que ver con la suavidad de la calabaza, el calabacín o la zanahoria.

crema de tomateIngredientes para cinco raciones:

– Un puerro

– Cuatro zanahorias grandes

– Tomate triturado, unos 700ml bien espeso. Lo gasto de mi conserva veraniega, y previamente a envasarlo lo cuelo bien, pero si se gasta tomate triturado de lata habrá que contar con dos botes de 800, porque la mitad es agua.

– Un poco de caldo, que puede ser el del tomate

– Sal, pimienta y un poco de comino

Esta crema la hay en la Mycook, pero se puede hacer perfectamente en una cazuela. Se trocean puerro y zanahorias y se sofríen con un poco de aceite durante 10 minutos. Vertemos el tomate y dejamos cocer, unos 15 minutos más, añadiendo el caldo que vaya necesitando. Luego trituramos bien, y a comer.

Beans bourguignon de Sarmale

Hoy añado esta receta al blog, copiada a Sarmale de Veganizando, a la que he tuneado las alubias, usando las que indica la receta original, que ella prefiere cambiar por azuki, y algunos pasos e ingredientes que me parecen prescindibles. Pero si alguien quiere probar con su receta, seguro que le sale de vicio.

Es un plato exquisito, con un profundo sabor a vino, ideal para los primeros fríos.

beans bourguignon

Para tres raciones generosas:

– Un bote grande de alubias rojas cocidas, en nuestro caso de El Hostal

– Una cebolla grandecita bien picada

– Cuatro zanahorias cortadas a dados

– Tomate triturado bien escurrido, el que se obtiene de escurrir un bote de 800gr, que queda aproximadamente la mitad

– 350gr de champiñones cortados en cuartos, añadiendo también los “pies” bien limpios

– 350ml de vino tinto, en mi caso del que tenía abierto, Rioja

– Una cucharada de postre de tomillo seco

– Aceite de oliva, sal y pimienta negra molida

En una cazuela se sofríe la cebolla, y cuando esté transparente, se añade la zanahoria. A los cinco minutos se añaden los champiñones, se se cuece hasta que pierden toda el agua, unos 15 minutos. A continuación se añade el tomate triturado, el tomillo y la mitad del vino, y se deja cocer a fuego suave con la cazuela tapada. Si antes de que las verduras estén blanditas nos quedamos sin líquido, añadimos un poco del agua que hemos escurrido del tomate triturado. Si nos gustan los guisos fuertes, vino 😉 Cuando las verduras estén listas, añadimos las alubias cocidas, el resto del vino, la sal y la pimienta al gusto. En diez minutos, a comer!